martes, 9 de enero de 2007

ASCO DE GOBIERNO


El Gobierno de nuestro inefable presidente Zapatero se negó a ir a la misa que ofició el Cardenal Rouco Varela por los fallecidos en la explosión de la T-4. Así son de radicales nuestros socialistas. Por eso quieren entroncar con la República, porque son tan sectarios como los gobiernos del Frente Popular.

Si hubiera ido Zapatero habría aprendido bastante. El Cardenal Rouco en su homilía dijo que “en España no falta la paz porque haya guerra, sino porque hay terroristas que amenazan la vida y la libertad de sus semejantes”, además explicó que al terrorismo sólo se le vencerá “definitivamente cuando las conciencias se conviertan, sanen, y consideren y estimen a la persona y a sus derechos como inviolables y parte esencial del bien común”.

Así de simple ZP. No con treguas trampas en la cual estás dispuesto a entregar a la Nación a los terroristas y engañando a la opinión pública apelando a la pasión humana. No predicando un falso irenismo que no sabemos a donde nos conducirá. A los terroristas se les vencerá apelando a los principios que consideran a la persona como algo sagrado en sí mismo y no un mero juguete al que se puede manejar.

Si alguno de tus epígonos hubiera ido al funeral ZP hubierais escuchado a un Príncipe de la Iglesia hablando de libertad, persona y España: lo mismo de lo que ustedes renegáis.