martes, 28 de diciembre de 2010

Los Santos Inocentes, mártires

¡Oh Dios!, cuyo testimonio dieron en este día los Inocentes Mártires, no hablando sino muriendo, mortifica en nosotros todas las malas pasiones, para que profesemos con nuestras costumbres la fe que confiesa nuestra lengua.
Así dice la oración colecta de la Misa del día de los Santos Inocentes, mártires. La matanza de los niños de Belén por el rey Herodes es un testimonio de la realeza de Cristo. A este Dios – Rey, confiesan los inocentes de Belén con su muerte, no con su lengua, porque «eran de dos años para abajo», sino con su muerte. «Su pasión es la exaltación de Cristo», dirá el tercer nocturno del oficio de Maitines. Hoy, esta sociedad heredera del idumeo Herodes sacrifica a sus hijos en el altar de sus nuevos ídolos, personificaciones del pecado. La matanza de niños inocentes hoy es un escándalo que supera a los del mundo antiguo y su violencia. Las hecatombes son nonadas comparadas con el número de niños a los que se les impide nacer. Sea cual sea el medio. Incluida la píldora del día después. La ministra de sanidad se congratulaba no ha mucho del descenso en el número de abortos., según dicen las estadísticas cuatro mil menos que en el año anterior, el 2.008. Sin embargo el número total de abortos en el año 2.009 fue de 119.000, como he dicho, ni el mundo antiguo se atrevió a tanto. ¿Y qué dice a todo esto un Príncipe de la Iglesia, como S.E.R. Monseñor Rouco Varela? Pues lo que refleja la entrevista que salió publicada pocos días atrás, en el diario ABC:
P. —Por primera vez en una década ha descendido el número de abortos ¿Qué impresión le merece este dato? R. —Es bueno oír que haya algunos abortos menos, pero hay que subrayar las cifras a las que habíamos llegado. Segundo, hay un factor que es la píldora del día después, que es una píldora abortiva, y luego también en qué medida afecta el descenso en el número de jóvenes que venía de países de la emigración. Son factores que habría que analizar, aunque ciertamente nos parece un dato positivo que las estadísticas este año sean mejor que las del año pasado.
Puro estilo bustrofédico. Si la inteligencia no ha realizado el análisis y ha hallado las causas, no hay motivo para congratularse. A pesar de ello, se dice que el dato es positivo. Lo único positivo llegará cuando el aborto vuelva a estar penalizado en España. Que los Santos Inocentes intercedan por los niños abortados y por nosotros. P.D.: Click sobre la imagen para más información