lunes, 17 de diciembre de 2012

O Sapientia



¡O Sapiéntia, quae ex ore Altíssimi prodísti, attíngens a fine  usque ad finem, fórtiter suáviterque dispónens ómnia: veni ad docéndum nos viam prudéntiae.

Oh Sabiduría, que saliste de la boca del Altísimo, que alcanzas de uno a otro confín y dispones todas las cosas con fuerza y con suavidad! ¡Ven a enseñarnos el camino de la prudencia!

Dom Gaspar Lefebvre, Misal Diario y vesperal, décimo quinta edición.