viernes, 21 de diciembre de 2012

O Óriens


O Óriens, splendor lucis aetérnae, et sol justítiae: veni, el illúmina sedéntes in ténebris et umbra mortis.

¡Oh Oriente, esplendor de la luz eterna y sol de justicia! ¡Ven y alumbra a los sumidos en tinieblas y en sombras de muerte!

Dom Gaspar Lefebvre, Misal Diario y vesperal, décimo quinta edición.