viernes, 2 de noviembre de 2012

¿Qué hacemos con semejantes obispos?

Monseñor Blázquez, arzobispo de Valladolid, realizó la siguiente declaración en el Sínodo de los obispos por la Nueva Evangelización, el pasado 10 de octubre del corriente, respecto al modo de evangelizar del Camino Neocatecumenal:

Tres. La celebración litúrgica es fortalecida en cada uno por el conocimiento y la lectura orante de la Sagrada Escritura. Durante mucho tiempo la extrañeza del latín ocultaba el desconocimiento de la Biblia, pero ahora aparece en la celebración Eucarística al descubierto esa insuficiencia. La evangelización requiere que se unan palabra de Dios, sacramento y vida cristiana.

¿Cómo es posible tamaña sandez en boca de un Arzobispo? Cuando se dicen estas barbaridades, yo siempre saco a colación el ejemplo de los cristeros mejicanos y su espiritualidad bíblica. Es un ejemplo práctico que no se puede refutar, por eso quizás, el silencio de nuestros prelados respecto a esa época de la Iglesia.

Sólo un Arzobispo, que habla desde un idealismo absoluto, totalmente alejado de la realidad puede decir esas cosas. Al pueblo no le causaba extrañeza el latín, puesto que era, y es, el idioma de la Iglesia. Y tampoco desconocía la Escritura ya que, por ejemplo, el arte, ilustraba perfectamente las Sagradas Escrituras. 

Dice Monseñor Blázquez que "la evangelización requiere que se unan palabra de Dios, sacramento y vida cristiana" y yo me pregunto, ¿alguna vez estuvieron desunidas? 



13 comentarios:

Santi dijo...

desde la optica vaticanosegundista si... porque es la forma de justificar su fracaso como copartícipes del gran fiasco posconciliar.
como hay excusas hay camino por andar para corregirlos... pero ese camino, creo yo, que no va a dar mas frutos ni distintos a los que ya ha dado.

todo es una gigante cortina de humo mediática para tapar el fracaso... estrepitoso, por cierto.
palabreria, planes de accion, macroeventos... tramoya y mas tramoya... para distraer y no reconocer lo que se ve: su santidad, "esta usted desnudo".

Isaac García Expósito dijo...

Y mientras, Santi, la Iglesia se desangra de fieles.

Anónimo dijo...

Pero gracias a la destrucción del latín ahora las iglesias están llenas de fieles. Vaya inútil.

Anónimo dijo...

¿llena de fieles?¿donde?en las bailantas del camino... pero eso de fieles tienen poco.
Coincido con Santi.

Miles Dei dijo...

Lo que no hay que olvidar, para no engañare que el tiempo al que se refiere este obispo y que acusa de ignorancia y demás es el tiempo cuando el era sacerdote.

O sea: estos mismos que ahora se quejan como obispos son los que detruyeron la fe del pueblo como sacerdotes.

Si miramos a una generación anterior al obispo veremos que todo lo que dice es puro cuento. Mire a donde se mire del periodo de la historia la Sagrada Escritura está en la vida de los fieles y se predicaba como siempre. Luego vinieron ellos y dejaron de predicar la verdad católica y empezaron a hablar de otras cosas y dejaron de administrar los sacramentos tal como siempre se había hecho para hacer cada uno de su capa un sayo.

Empiece por aprender latín y exponer DV 21 correctamente a los neocatecumenales, tibio monseñor.

Tulkas dijo...

Este obispo y los demas de Castilla y Leon deberian mirar a sus parroquias y enfrentarse con la realidad: sólo encontraran alli personas por encima de los sesenta años. Lo demas son excepciones.

En veinte años no queda Iglesia en Castilla y León, digo Iglesia organizada. Quedaran unos pocos fieles dispersos, quizá un puñado de centenares vayan a Misa por diócesis. Y nada de clero.

Estos destructores de la Iglesia con mitra y alzacuellos viven de los réditos del Nacional Catolicismo del franquismo.
Y ademàs, estos fieles mayores y ancianos son encima menospreciados y desatendidos por estos lobos vestidos de corderos.

torquiles dijo...

Veo mucha crítica y poca intención de rezar por esos obispos tan equivocados. ¿No tendremos algo que ver también los fieles en los fallos de nuestros obispos? Más oración, más oración.

Miles Dei dijo...

Yo no se si usted se ha enterado que cada vez que acude a la Misa el Christus Totus pide en ella por el obispo del lugar y por el Papa. Los obipos y el Papa son por ello las personas que quizás tienen más y más altas oraciones en la Iglesia a diario.

Miles Dei dijo...

Quien sabe, a lo mejor eso demuestra que casi todas las Misas no agradan a Dios y que sus peticiones no son atendidas. Porque se supone que pide el mismo Cristo... ¿Cómo puede ser que no surta efecto y no se vea un cambio en los que nos pastorean?

Miles Dei dijo...

O a lo mejor son esas oraciones las que impiden que estos mercenarios destruyan por completo la Iglesia. Quien sabe.

Isaac García Expósito dijo...

torquiles: ¿y usted cómo conoce las intenciones?

Santi dijo...

porque es muy sabio.
lo que no es obediencia ciega a todo es malo... filoqueseyò y cuasiherético. por eso los malísimos no rezan por los obispos.

yo quiero creer que no es todo tan malo. aunque la realidad quiera desgañarme...pero gracias a Dios no todo es tan malo en todas las diócesis y hasta algunas mantienen ese regusto añejo del buen vino que no se ha avinagrado en los últimos cincuenta años.

la Iglesia ha superado momentos de infidelidad y los ha superado. confiemos en Cristo.

Abdul Radi dijo...

Es que son Uds, gilipollas, si me permiten la expresión.Todos los orientales tienen su lengua sagrada, para las cosas que no son del vulgo.El hebreo, el árabe(para los cáligrafos del Islam, cada grafía es sagrada).Incluso la India, a pesar de haber estado colonizada por los putos ingleses, mantienen el sánscrito vivito y coleando, para cantar las upanishads.El inglés, para decirles a los turistas que salen del taj.mahal, dónde hay que ir a cagar.
Son los occidentales gilipollas? obviamente, les ha destruido su buenismo,igualitarismo, populismo y demás sandeces.