martes, 15 de mayo de 2012

Evenu Shalom Alejem

video




El vídeo pertenece a la peregrinación llevada a cabo por el Camino Neocatecumental el pasado mes de abril. El celebrante es el obispo de Jerez, Monseñor José Mazuelos. El vídeo corresponde al momento del ofertorio. La canción que entonan los fieles es un canto popular hebreo llamado Evenu Shalom Alejem, «Que sea la paz con nosotros».

¿Qué pinta este canto aquí?

El Papa San Pío X escribió, en el Motu Proprio Tra Le Sollecitudini, lo siguiente:

Entre los cuidados propios del oficio pastoral, no solamente de esta Cátedra, que por inescrutable disposición de la Providencía, aunque indigno, ocupamos, sino también de toda iglesia particular, sin duda uno de los principales es el de mantener y procurar el decoro de la casa del Señor, donde se celebran los augustos misterios de la religión y se junta el pueblo cristiano a recibir la gracia de los sacramentos, asistir al santo sacrificio del altar, adorar al augustísimo sacramento del Cuerpo del Señor y unirse a la común oración de la Iglesia en los públicos y solemnes oficios de la liturgia. (…)

l. Como parte integrante de la liturgia solemne, la música sagrada tiende a su mismo fin, el cual consiste en la gloria de Dios y la santificación y edificación de los fieles. La música contribuye a aumentar el decoro y esplendor de las solemnidades religiosas, y así como su oficio principal consiste en revestir de adecuadas melodías el texto litúrgico que se propone a la consideración de los fieles, de igual manera su propio fin consiste en añadir más eficacia al texto mismo, para que por tal medio se excite más la devoción de los fieles y se preparen mejor a recibir los frutos de la gracia, propios de la celebración de los sagrados misterios.

2. Por consiguiente, la música sagrada debe tener en grado eminente las cualidades propias de la liturgia, conviene a saber: la santidad y la bondad de las formas, de donde nace espontáneo otro carácter suyo: la universalidad.

Debe ser santa y, por lo tanto, excluir todo lo profano, y no sólo en sí misma, sino en el modo con que la interpreten los mismos cantantes.

Debe tener arte verdadero, porque no es posible de otro modo que tenga sobre el ánimo de quien la oye aquella virtud que se propone la Iglesia al admitir en su liturgia el arte de los sonidos.

Mas a la vez debe ser universal, en el sentido de que, aun concediéndose a toda nación que admita en sus composiciones religiosas aquellas formas particulares que constituyen el carácter específico de su propia música, éste debe estar de tal modo subordinado a los caracteres generales de la música sagrada, que ningún fiel procedente de otra nación experimente al oírla una impresión que no sea buena.

(…)

Pero no sólo eso, sino que:

5. La Iglesia ha reconocido y fomentado en todo tiempo los progresos de las artes, admitiendo en el servicio del culto cuanto en el curso de los siglos el genio ha sabido hallar de bueno y bello, salva siempre la ley litúrgica; por consiguiente, la música más moderna se admite en la Iglesia, puesto que cuenta con composiciones de tal bondad, seriedad y gravedad, que de ningún modo son indignas de las solemnidades religiosas.

Sin embargo, como la música moderna es principalmente profana, deberá cuidarse con mayor esmero que las composiciones musicales de estilo moderno que se admitan en las iglesias no contengan cosa ninguna profana ni ofrezcan reminiscencias de motivos teatrales, y no estén compuestas tampoco en su forma externa imitando la factura de las composiciones profanas.

Evidentemente, este Motu Proprio, está durmiendo el sueño de los justos – como la comunión de los niños a los 6 años -, no sólo en el orden práctico sino en el de los principios. Y como ejemplo, un botón, o mejor, un obispo, el de Jerez, a cuyo oficio pertenece el mantener «el decoro de la casa del Señor».

Es lo que tenemos.

¿Es culpa del Camino? Antes van los obispos.

O sea.




11 comentarios:

Terzio dijo...

Es que el Majuelo es kiko, ab orígine, y por eso.

'

Miles Dei dijo...

Eso está en el ofertorio porque los neocatecumenales se dan la paz en ese momento, justo después de la oración de los fieles.

El canto lleva años cantándose por toda la geografía española, aún antes del auge de los neocatecumenales pues es un arreglo de Garabaín sobre el canto popular hebreo.

Que no pinta nada, convenzan a los que lo llevan permitiendo y promoviendo décadas y tienen mitras y báculos.

Pioquinto dijo...

No tiene vuelta de hoja. Es la cópula con el judaísmo, vuelta al viejo testamento, no hubo ruptura del antiguo convenio, es perfectamente válido hoy día.

Por mi parte, que ya se circunciden todos los kikos y hagan sus holocaustos enfrente de los templos.

Cristo no había venido, lo seguimos esperando, según ellos.

Anónimo dijo...

Eso lo llevo oyendo yo en mi parroquia desde pequeño. En español eso sí, pero con la misma canción y muchos besos, abrazos y carantoñas.

INdepen

Hermenegildo dijo...

¿A qué santuario fue la peregrinación?

Hermenegildo dijo...

Y, por cierto, esta canción está muy extendida también fuera de los grupos neocatecumenales, pero en español: "la paz esté con vosotros... que no con vosotros siempre, siempre esté la paz".
La he oído infinidad de veces.

P. Albrit dijo...

Si ese fuera todo el problema... podríamos de veras felicitarnos.

Y así, hay tanto magisterio
...Del salón en el ángulo oscuro,
de sus fieles tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase... ¡la tradición de la Iglesia!

Menos mal que manos de plata van despertando las notas dormidas.

P. Albrit dijo...

Si ese fuera todo el problema... podríamos de veras felicitarnos.

Y así, hay tanto magisterio
...Del salón en el ángulo oscuro,
de sus fieles tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo,
veíase... ¡la tradición de la Iglesia!

Menos mal que manos de plata van despertando las notas dormidas.

Desengañado dijo...

Yo quisiera saber, qué echa de menos todo un señor obispo en la Iglesia Católica para tener que echarse en brazos de Kiko Argüello y Carmen Hernández.

Tulkas dijo...

Por remontarnos nos podríamos remontar a la abolición fáctica del Proprium Missae, que hunde sus raíces en la ocultación de la que fue víctima con la De-forma de Pablo VI y Montini y Cía.

El menor problema es que se cante una bobada, o dos, o siete. El mayor problema es que se ha aniquilado el uso del Propio.

Díganme ustedes una sola catedral española en la que se emplee el Proprium Missae tal y como está prescrito. Me refiero a las antífonas de Entrada, Ofertorio y Comunión, que son los lugares donde con más frecuencia hay bobadas musitadas.

Alonso Contreras dijo...

Los Neocatecumenales, para el Sanctus, han plagiado la música del "Mazal Tov" hebreo, esa que cantan el las bodas judías después de romper la copa.

Boda Judía: http://youtu.be/G7RoM_L-YKg

Sanctus neocatecumenal: http://youtu.be/9WMIPxfie_Q