martes, 17 de abril de 2012

Casualidades


En los últimos días se está hablando mucho de las aclaraciones que la HSSPX ha mandado o mandará a la Santa Sede, en sentido afirmativo, lo que conduciría a la reintegración canónica de la misma en la Iglesia Católica.

Que en el día de hoy salga a la luz la carta que el Secretario de «Ecclesia Dei», Monseñor Guido Pozzo, ha dirigido al Instituto del Buen Pastor, pidiendo su reestructuración lo que afectaría, según los amigos de Secretum meum mihi a su misma existencia, no es casualidad.

Igual que en el momento del levantamiento de las excomuniones salieron las declaraciones de Monseñor Williamson,  ahora salta esta carta dirigida al IBP dónde además, indirectamente, se le está diciendo a la HSSPX lo que les espera.

Así que intensifiquemos las oraciones para que todo llegue a buen puerto.

Oremus!


10 comentarios:

Miles Dei dijo...

Claro que no es casualidad. Son unos rastreros a los que imitan muchos por la red que se las dan de estar con la Iglesia en todo lo que diga en su magisterialismo de corte hegeliano.

Es lo que hay. Hipocresía pura y dura y servicio a Satanás.

Edwin dijo...

Puede que quien acepta a la FSSPX sean unos y los que envían la carta al IBP sean otros. Hoy día no se sabe quien es quien en Roma.

Miles Dei dijo...

Eso es obvio. "Cardenales se oponen a cardenales" y no es ningún invento sino una palpable realidad.

Antonio M.R. dijo...

Cuidado porque los Herejes y Masones que hay dentro de la Iglesia van a utilizar la feliz reintegracion de la FSSPX para provocar un cisma con total probabilidad.

Un saludo

Miles Dei dijo...

Hay que leer la clarificación del portavoz de la FSSPX de hoy mismo.

Dice que Tornelli va muy rápido y que hay que esperar al examen de la CDF de la modificación de Monseñor Fellay.

Aunque claro, por las reacciones dentro de la curia (la cartita dichosa y demás) no creo que haya obstáculo alguno objetivo en esa modificación (que las mismas fuentes de Tornelli dicen que es accidental a la substancia de una profesión de fé).

Ahí está el tema ahora. Si procuran algo, será más que nada soliviantando a los miembros de la Fraternidad y no otra cosa. Veremos aberraciones en breve y la activación de miembros durmientes.

Miles Dei dijo...

http://www.kipa-apic.ch/index.php?pw=&na=0,0,0,0,f&ki=230863

Confirmación y clarificación de la situación.

Miles Dei dijo...

Y la oficialidad desde el comunicado de la Santa Sede de ahora mismo:

http://press.catholica.va/news_services/bulletin/news/29078.php?index=29078&lang=sp

COMUNICATO DELLA PONTIFICIA COMMISSIONE "ECCLESIA DEI" , 18.04.2012

In data 17 aprile 2012 è pervenuto, come richiesto nell’incontro del 16 marzo 2012, svoltosi presso la sede della Congregazione per la Dottrina della Fede, il testo della risposta di S.E. Mons. Bernard Fellay, Superiore Generale della Fraternità Sacerdotale San Pio X. Il suddetto testo sarà esaminato dal Dicastero e successivamente sottoposto al giudizio del Santo Padre.

Guy Crouchback dijo...

Está muy bien alegrarse, pero no hay que pecar de optimismo ingenuo.

Recordemos que la FSSPX ya estuvo en plena, perfecta, absoluta comunión eclesial, o como se le quiera llamar, entre 1970 y 1975. Pero bastaron las quejas de una sola Conferencia Episcopal (la francesa que se quejaban de que la FSSPX les robaba seminaristas) y su extorsión a Pablo VI para que comenzaran los problemas.

Y no creo que el panorama de la Iglesia hoy sea muy distinto al de los '70.

Por otro lado y en cuanto a lo del IBP, en caso de una regularización de la FSSPX en "buenos términos" posiblemente se pretenda una fusión de todos los institutos Ecclesia Dei que no tengan un carisma esencialmente distinto. Y el IBP estará entre los primeros tanto por haber sido uno de los últimos como por su exiguo tamaño.

Finalmente, respecto a los temores de los fieles de la Fraternidad, no deberían dejarse vencer por el miedo. En el peor escenario, la FSSPX puede volver atrás y quedar como hasta ahora.

Sin embargo, aún hay mucho que "trabajar". Personalmente, no creo que los obispos diocesanos puedan meter mano en la Fraternidad pues supongo que se les va a dar algún blindaje canónico pues es lo lógico. Lo que sí creo que va a suceder es que los obispos diocesanos pretendan limitar o contener su crecimiento o implantación en otras diócesis. Y ahí sí que no sé cómo va a resolverse el asunto.

Antonio Sánchez (Antonius) dijo...

Guy, respecto a su último párrafo lo mas triste de todo es que tiene usted razón, esa es la realidad, la triste realidad de, como recuerda Miles y como se dice en Garabandal (si no recuerdo mal) tendremos a obispos contra obispos, cardenales contra cardenales, sacerdotes contra sacerdotes siendo que se trata de una enemistad unidireccional. Las piezas encajan y el acto final (el principio del fin) está por comenzar, y por eso Antonio M.R. creo que está en lo cierto, aunque de hecho el cisma ya existe de hecho aunque no sea formal, y esto lo sabemos desde hace mucho tiempo.

Hermenegildo dijo...

Desde luego, la carta de Monseñor Pozzo es, cuando menos, inoportuna.