martes, 22 de noviembre de 2011

Elecciones


Bueno, pues ya podemos decir que España se ha salvado, ya que Rajoy se ha erigido como vencedor tras la «fiesta de la democracia». En breve no habrá ni aborto, ni divorcio, ni homononio. Hoy tenemos el mismo hambre, pero estamos muy contentos y agustito.

Según los analistas de la cosa, el PSOE se ha pegado el gran batacazo, cosa que no me deja de sorprender ya que ha sacado casi siete millones de votos - ¿he dicho algo? –. Más que trompada estamos ante los síntomas claros de una nación en descomposición.

UPyD ha sacado representación parlamentaria, 5 escaños, y la formación comunista, IU, ha pasado de estar exangüe a tener 11 escaños. Al PSOE le ha surgido competencia. Resulta muy curioso que, estando el PP como está, no haya surgido un partido de derechas en España que al menos tenga presencia parlamentaria. En este sentido, el partido del extremo centro es profundamente sectario.

Sin embargo todo esto no sería posible sin la connivencia de la jerarquía católica española. ¿Por qué? No es muy difícil de entender. No tiene ni pies ni cabeza que, estando la situación en España tal como está, los obispos no apoyasen a aquellos partidos que lleven en su programa político los principios no negociables explicitados por S.S. Benedicto XVI. Ni que usasen la COPE como altavoz para que sean conocidos por la ciudadanía, pero…

Si IU ha sacado once escaños, el voto católico, ¿no da para eso? La verdad es como para hacérselo mirar.

Espero que, cuando el PP no derogue la ley del aborto, devolviendo la ley tal como estaba antes del 1.982, empiecen las manifestaciones.

O sea.

5 comentarios:

Pioquinto dijo...

Yo de lejos percibo que algo huele a podrido en Extremadura. El innombrable cardinal de los madrides a acunado a la monarquia, pelele del PSOE para todos los fines practicos. Es un sirviente del sistema, tan asi, que no ha osado remover la lacra de Entrevías. Enemigo mortal de la Santa Misa Tridentina y promotor fatal de las paganas y sensuales JMJs, al mismo tiempo que nos conmina a evangelizar en ¨la movida¨, a ritmo de un buen raegetton. Pero tiene tras de sí el apoyo de la artillería pesada, el avestruz de la torre y de la dogmática infoneocónica. La iglesia española está domesticada , o si quieren, emasculada, para permanecer como perros mudos ante el vendaval secularizante. Lo peor de los ataques ya pasaron . Y no se vió que levantaran una sola voz en defensa de la doctrina y de la fé católica. Son perros mudos. Todo queda dicho.

Miles Dei dijo...

Sólo hay que leer su discurso de apertura de la plenaria para entender lo que hay. Este es el legado de Juan Pablo II y ahora también de Benedicto XVI en España: PPSOE o partitocracia a la americana: un bipartidismo con el que los amos del cotarro internacional se sientan a gusto porque no hace nada contra ellos salvo servir de tragadera y donde esta masa tibia y frívola y nada mortificada, se siente a gusto mientrras la dejen consumir a mansalva junto con unos pastores iguales que ellos pero muchos más culpables.

Anónimo dijo...

Yo no espero nada de Rajoy.No va a quitar la EDpC, ni el aborto, ni la persecución masculina, ni volverán los crucifijos a su sitio, ni nada.
Rajoy es un tibio, no es Aznar.Hará las medidas económicas necesarias y algunas cosas light.
Me alegré más que nada de ver a esos hijos de.. con sólo 110, ese ha sido uno de los momentos más felices de toda la semana.
Además si Rajoy fuera demasiado radical, perderá los 186 escaños, es mejor hacer como Aznar, 1ª legislatura suave, mantenerse, y esperar un poco para dar caña.

Miles Dei dijo...

En el post anterior pueden ver un claro ejemplo de lo que es la degeneración que trae este sistema.

Santi dijo...

Sabiendo que el descalabro del PSOE no iba a ser tanto, y al menos para intentar meter algo de cordura, he usado el voto (medio)útil... imaginaos qué sería de un gobierno en minoría de Rubalcaba apoyado en cuestiones sociales por IU y UPyD y, puntualmente, por los filoetarras, los nazionalistas...

Las próximas, ya me lo pensaré mejor, pero no hay mucho donde escoger... y católico, nada. Al menos donde voto...