lunes, 27 de mayo de 2013

La plegaria más bella

Una oración bellísima, dentro de un hermoso himno (Adoro Te Devote, de Santo Tomás de Aquino):

Peto quod petivit latro paenitens

¿Qué más se puede pedir? ¿Se puede desear otra cosa?