lunes, 9 de julio de 2012

Salir de la crisis aprendiendo del pasado



La situación por la que está atravesando España es muy grave, sin embargo, ¿es peor la situación actual que aquella en la que se encontraba nuestro país el 1 de abril de 1.939? Era la España de las cartillas de racionamiento, una España destrozada que comenzaba su reconstrucción, sin lugar a dudas, una España muy alejada de las condiciones en las que vivimos hoy.

Ahora bien, en lo moral, no era desde luego una España en descomposición, con una clase política corrupta. España era una comunidad constituida con un fin común, había, en definitiva un concepto de nación, concepto que el liberalismo antiguo y moderno, ha sido incapaz de articular.

Veinte años después, España había cambiado totalmente en lo  material. Veinte años.

El franquismo murió con Franco. No es cuestión de volver a él, pero sí de aprender. Como escribió Cicerón, Historia est magistra vitae. No hace falta mirar a otros países. España es ejemplo de sí misma. Lo único que hay que hacer es aprender.

1 comentario:

Que reine Cristo dijo...

Isaac, esto se hunde, yo no creo que haya restauración sino que son tiempos de resistencia extrema, incluso reduciéndose a lo mas estrictamente particular de cada uno.

Personalmente le pido a Dios por la conversión de España para que en lo que se avecina vuelva a ser España baluarte de la Iglesia y espada de la cristiandad, como último refugio. Es necesaria la conversión masiva de España. Cierto que nada imposible hay para Dios... solo que en medio está el libre albedrío que Dios nos ha dado y Dios no se puede contradecir y no se contradice.

Y respecto a la comparación es evidente que estamos infinitamente peor porque en aquella España todavía había fe, esperanza, caridad... y virilidad... y ahora no queda nada de eso.

Por cierto que nos gustaría mucho verte por Tradición Digital.

Un abrazo y oremos.