jueves, 10 de febrero de 2011

Plegaria Eucarística II

La llamada Tradición Apostólica de Hipólito: Hasta nosotros no ha llegado ningún manuscrito que nos ofrezca esta obra en cuanto tal. El texto que se ofrece como la Tradición Apostólica de Hipólito no es más que la reconstrucción hipotética que llevó a cabo B. Botte a partir de algunas obras tardías que utilizaron o testimonian un material común, al que los especialistas en un primer momento llamaron Constitución eclesiástica egipcia, y más tarde, identificaron con la Tradición Apostólica de Hipólito. En la actualidad hay muchas dudas y objeciones contra esa identificación (Constituciones Apostólicas. Ed. Ciudad Nueva, p. 8)


A pesar de pertenecer al ámbito de la investigación y la ciencia, se utilizó la anáfora de la Traditio de San Hipólito como fundamento para introducir la Plegaria Eucarística II, quedando orillado el Canon Romano.

La Liturgia viva de la Iglesia se sustituyó por las conclusiones contingentes de unos intelectuales de salón.