jueves, 9 de julio de 2009

Aclaración desde Málaga



Laus Deo!

La Misa Gregoriana se podrá celebrar en Málaga.

No tenía sentido la situación que se había provocado en Málaga. Los fieles en este caso particular habían actuado con toda la corrección pidiéndole un capellán al Obispo, precisamente para que el sacerdote celebrase la Misa según la forma extraordinaria de la Liturgia de la Iglesia con total libertad, como el Santo Padre quiere.

La nota emanada desde el obispado ha levantado una polémica que seguramente no era querida por ninguna de las partes. Posiblemente «diversos medios de comunicación» han informado falsamente porque, como se dice desde el obispado, no es verdad que el Obispo de Málaga haya «denegado la petición de celebrar la Misa en la Diócesis según la forma extraordinaria del Rito Romano».

Posiblemente.

Pero también es cierto y verdad que en la carta de respuesta del Obispo a los fieles se indicaba lo siguiente:

Para ello, y respondiendo también al objetivo del documento, no hay razón para empezar a propagar en este momento la celebración de la misa según el Misal del Beato Juan XXIII, porque el modo ordinario según el Misal de Pablo VI tras la Reforma Litúrgica, promovida por el Concilio Vaticano II, se estableció en esta Diócesis y, actualmente, dicho modo ordinario aquí está consolidado, extendido y aceptado.

No estaría mal una ulterior aclaración al sentido de este parráfo ya que se puede interpretar en un sentido que no sea el que se le haya querido dar.

Lo cierto y verdad es que vivimos en España y en el año 2.009 y que, a pesar que no haya que pedir permiso al Ordinario del lugar para celebrar la Misa, lo elegante es comunicárselo, principalmente por dos razones: la primera, para que tenga conocimiento como pastor de la diócesis; la segunda para que el consentimiento del Obispo actúe a modo de salvoconducto y, de esa manera, el sacerdote que desee atender a los fieles pueda hacerlo con total libertad.

Con la nota aclaratoria el segundo objetivo se ha conseguido, ya que todo sacerdote de la diócesis malagueña sabe que puede celebrar la Misa sin ningún tipo de cortapisas.

Así que felicidades a los fieles malagueños en general y a los miembros de Una Voce Málaga en particular.

Oremus pro Pontifice nostro Benedicto XVI. Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum ejus