lunes, 28 de junio de 2010

Escandalosas declaraciones del Obispo Januário Torgal Ferreira



Extracto de la entrevista al Obispo de las Fuerzas Armadas de Portugal, Januario Torgal Ferreira, aparecida en i - online.

Normalmente, la Iglesia es un poco inflexible en estos temas ...(de cultura)

Obispo: Lo que yo pienso, entonces, es que hay un grupo de personas, y lo digo con respeto, que eran perfectamente analfabetos, llenos de complejos, malicia, sensualidad, casi emasculados. Quién conozca y ame el mundo, lo mira de una forma limpia y feliz. Doy gracias a la vida y a los educadores que tuve, mirando el mundo de manera tan desinhibida y sin vergüenza. Es como cuando digo: "¡Ah ... tienes que ir a la playa y la piscina en pantalones cortos". ¿Y entonces? ¿Cuál es el problema? ¡Soy un ciudadano como cualquier otro!

Pero, ¿la gente te ha dicho eso?

Obispo: Directamente, no. Pero la gente me ve en la playa. Imaginemos la siguiente situación: «Así ¿estuvo tumbado allí, junto a la chica en topless?» Y ¿entonces? ¿Qué pasa? Sólo un pervertido va a la playa y piensa esas cosas. A veces, el mal está en cómo uno mira el mundo. Y hay que ver dónde ha conducido esta conversación…. [risas]

(...)


[Sobre la ley, recientemente aprobada en Portugal, que extiende el concepto de matrimonio a las parejas del mismo sexo]

Obispo: Para mí, independientemente de su contenido - No estoy de acuerdo con la noción de matrimonio (del mismo sexo) - estoy de acuerdo y acepto a un hombre que viva con un hombre y una mujer que viva con una mujer.

Y esto ¿no le choca?

Obispo: Obviamente no. La actitud que tengo que mantener es de respeto.

(...)

La Iglesia da la bienvenida a los homosexuales, de hecho. Con tal de que no practiquen su homosexualidad ...


Obispo: Es cierto que una pareja homosexual no es algo teórico, ¿verdad? Y los afectos se traducen por esta práctica, por esta fusión psico-afectiva de la unidad misteriosa que es el ser humano.

¿La Iglesia tiene que entender esto?

Obispo: Comprender, sí. Sacralizar, no – porque el amor, para la Iglesia es un sacramento, el matrimonio. Este es una materia muy compleja, que debe ser muy bien comprendida. Y ninguna institución puede decir si acepta o no acepta. Cada caso es único.

(...)

Pero seguramente usted ya ha recibido un tirón de orejas por hablar de más o decir cosas que no debería...

Já. De las personas que no están de acuerdo con mis ideas. ¡Recibo tantas cartas antipáticas! ¡Un día, las voy a publicar todas! No me importa, naturalmente, que existan posiciones diversas de las mías. Sólo me molesta que la gente tergiverse lo que defiendo o decidan usar el insulto o la agresión gratuita.

¿Y desde dentro de la Iglesia?

Obispo: He sido advertido una vez o dos veces.

¿A propósito de qué?

Obispo: La planificación familiar, por ejemplo. Sólo que todavía pienso lo mismo que pensaba y digo lo que decía. Pero todavía sigo pensando lo que pensaba antes, y decir lo que dije antes. Lo que viene a probar que, por mi parte, no hay la mínima hostilidad. Hay una gran comunión y amor a la Iglesia, y estoy convencido, por mi experiencia pastoral, que lo que yo defiendo pronto será una realidad. No acepto el dogmatismo de los métodos naturales. La gente a menudo no quiere ser realista. Pero lo más importante es que sigue existiendo un gran diálogo, porque la verdad nunca es poseída en su totalidad.


El Obispo Januário Torgal Ferreira, fue ordenado por el Papa Juan Pablo II Obispo Auxiliar para las Fuerzas Armadas portuguesas en el año 1.989; Obispo en el 2.001.

¡Señor ven pronto!

Fuente: Rorate Caeli